Cistitis

Con el término de cistitis se entiende una inflamación de la vejiga, confinada a la sola mucosa en las formas más leves, amplia y comprometiendo la pared de la vejiga en todos sus estratos en los casos más graves.
Los síntomas son representados de frecuencia urinaria, ardor miccional, molestias pélvicas, y en ocaciones sangre en la orina (macrohematuria).
En casos de recaídas es útil someterse a una cita urologíca, el urólogo evaluando en base a los resultados inicales, representados del examen de la orina con estudio del sedimento y urino coltura con eventual antibiograma, decide la utilidad de investigciones suplementarios (ecografía del aparato urinario, radiología contrasto grafica etc.) y luego establecer una estrategia terapeútica.
Un particular tipo de cistitis, a menudo en ausencia de infección conclamada, es la cistitis intersticial de tipo crónica muchas veces debilitante, caracterizada por dolor pélvico y perineal acompañado algunas veces de urgencia y frecuencia miccional.
En particular el dolor esta localizado en la parte inferior del abdomen , la uretra, en región lombar y glutea, y en el área vaginal; a veces el dolor es tan importante de tener un impacto negativo en la calidad vida.
La causa es desconocida, pero parece ser multifactorial: infecciones de las vías urinarias, alteraciones del vaciamiento de la vejiga, alteraciones del suelo pélvico, ateraciones ureterales.
Una teoría sugestiva es aquella de la reducida capacidad de barrera.
Los glicosaminoglicanos (hialuronato, eparansolfato, keratansolfato, condroitinsolfato) a nivel del urotelio constituyen el principal mecanismo de barrera entre la pared celular y los solutos disueltos en la orina, una alteración o una discontinuidad de esta barrera podría llevar al ingreso de la orina entre las fibras de los músculos vesicales y a la estimulación de las terminaciones nerviosas llevando a la urgencia miccional y la dolencia.
En base a esta teoría estamos teniendo éxitos en la remisión de los síntomas por la integracíon de ácido hialurónico y condroitinsolfato suministrado mediante instalaciones endovesical.
El tratamiento es más eficaz si se interviene antes, lo importante es el restauro precoz del estrado protector del urotelio.