Prostatitis

El término prostatitis es ampliamente utilizado para indicar las diferentes formas patológicas que afectan la glándula prostática y el cuello vesical. En realidad, eso en cambio comprende solo las infecciones agudas y crónicas bacterianas, parasitarias y micóticas, mientras los más comunes casos en el cual son presentes los signos y los síntomas de inflamación en ausencia de un agente etiológico microbiano reconocible, vienen indicados con el término de prostatitis abacteriana o prostatosi; a diferencia de otros casos simulantes a una prostatitis, en los cuales no se individua un agente infectivo ni una causa inflamatoria, se habla de prostatodinia. Se trata de situaciones no bien determinadas, mucho más cerca a la disfunsiones del cuello vesical que a la patología prostática verdadera.
Los subjetos más afectados son entre los 30 y 60 años, las formas más frecuentes son las prostatitis abacteriana.
Los síntomas en las formas agudas estan representados en fiebtre alta, malestar general, dolor muscular y articular, polaquiuria, disuria, estranguria, tenesmo vesical.
En los casos crónicos los síntomas son muy vagos, pero con frecuencia recurrente, tanto de inducir a menudo problemas psicológicos en los pacientes.

Dirigiendose al especialista es posible encuadrar la patología mediante la recolección de una atenta historia clínica. La exploración rectal, análisis de laboratorio hemáticas y cultarales por la evaluación del secreto prostático y el utilizo del soporte ecografico.
En base de estos resultados, ahora puede elegir la terapia adecuada de seguir, que muchas veces se basa en la asociación de fármacos y de suplementos (que en manos expertas pueden ser llevadas directamente al interno de la próstata) para la restauración de un perfecto estado de salud. (www.prostatitis2000.org)